• 5 min de lectura

Si buscas la conciliación familiar o simplemente quieres mantener el orden y la limpieza en casa, descubre cómo la planificación familiar puede ayudarte.

Se te ha olvidado que tu hijo mayor tenía hoy una extraescolar, en la silla se acumula un montón de ropa por planchar y tienes que elegir entre desayunar o maquillarte porque no te da tiempo a todo. Si te suena cualquiera de estas situaciones, necesitas que la planificación familiar deje de ser un mito y se convierta en una realidad. Y tendrás la sensación de que controlas tu vida en vez de ir por ella como pollo sin cabeza.

Planificación familiar: tu nueva mejor amiga

Necesitamos una rutina para cumplir con todas las tareas diarias. Sin ella estamos perdidos, porque no gestionamos bien el tiempo y terminamos agobiándonos. Pero no te preocupes: configurar un planning semanal no es difícil.

Si te estás preguntando por dónde empezar en tu planificación familiar, comienza por lo más sencillo. Toma papel y lápiz -o un dispositivo electrónico, si eres millennial- y apunta todas las tareas semanales que tienes que hacer. Después, divídetelas entre los días de la semana. Y no relegues una actividad para el día siguiente salvo caso de fuerza mayor, ¡que nos conocemos!

planifiacion familiar y rutina diaria

La conciliación familiar como solución

Si tienes hijos y ves que no llegas a todo, está claro que algo no funciona. Puedes plantearte varias posibilidades. ¿Y si pides una reducción de jornada en el trabajo? La conciliación familiar y profesional es un derecho que las empresas no te pueden quitar, especialmente si tienes menores o dependientes a tu cargo.

Si tú o tu pareja no queréis ver reducida vuestra jornada laboral, tal vez podáis pedir ayuda. No es necesario que contrates a una persona durante muchas horas diarias. Bastará con que realice ciertas tareas puntuales, como ir a buscar a los niños al colegio. Si es algo esporádico, seguro que tienes a tu lado a más gente de la que imaginas deseando echarte una mano. ¡No nos gustan nada los superhéroes que pueden con todo!

Repite conmigo: la conciliación familiar no es un capricho. Delegar tareas y tener tiempo de calidad para dedicártelo a ti y a tu familia te ayudará a sentirte mejor contigo mismo. ¡Pruébalo!

Cómo mantener el orden y limpieza en casa

No nos engañemos. Se trata de mantener el orden y limpieza en casa..., pero con el mínimo esfuerzo. Partiendo de la base de que un hogar ordenado es sinónimo de armonía y bienestar, aquí tienes cinco trucos que te ayudarán:

  1. Regla de los dos minutos: todas las actividades que puedan ser completadas en dos minutos, hazlas inmediatamente, sin postergarlas (sí, eso también vale para dejar los zapatos recogidos cuando llegas a casa y te descalzas).
  2. Regla de los cinco minutos: una vez que empiezas a hacer una tarea, los cinco primeros minutos son decisivos para continuar haciéndola o tirar la toalla. Si logras superarlos, es muy probable que termines de completar lo que empezaste.
  3. Regla de los 365 días: es perfecta para tu armario. Prenda que entra, prenda que tiene que salir. Nunca más volverás a tenerlo desordenado.
  4. Regla de las cinco superficies: elige los cinco lugares donde crees que se acumulan más objetos diariamente y márcate el objetivo de dejarlos recogidos antes de ir a dormir.
  5. Regla de un solo toque: objeto que cojas, objeto que dejas en su sitio, como si tuvieras un pegamento que te impidiera soltarlo hasta que no estuviera en el lugar que le corresponde.

Estos trucos son muy sencillos a la hora de mantener el orden y la limpieza en casa. Pero si no te gustan, puedes cambiarlos poniendo tus propias reglas. ¡Lo importante es que las cumplas!

Planificación con una familia numerosa

Si tienes familia numerosa, juegas en otra liga. Contar con tres o más hijos implica un esfuerzo extra para organizarse, pero tienes la ventaja de que, si lo piensas bien, llevas haciéndolo toda la vida casi sin darte cuenta.

La planificación en una familia numerosa empieza por enseñar a los niños valores como el compromiso, la responsabilidad y el respeto. Es necesario inculcarles que sean autónomos si no quieres verte más desquiciado que un hipocondríaco en una montaña rusa.

En las familias numerosas, las agendas, calendarios, organizadores, y demás artilugios, analógicos o digitales que sirvan para tener una vida lo más ordenada posible, siempre serán bienvenidos.

¿Y si soy familia monoparental?

¿Eres familia monoparental? ¡Que no cunda el pánico! Es cierto que no puedes repartirte tareas con otro progenitor, pero todo es cuestión de organizarse. Puedes contactar con personas en tu misma situación para tener una red de apoyo mutuo. Y para optimizar tu tiempo, aquí tienes algunas ideas que te pueden venir bien:

  • Cocina un día para toda la semana para disfrutar de tiempo libre después de cenar.
  • Crea rutina a base de horarios fijos y automatizarás las tareas.
  • Haz lista de la compra y no tendrás que regresar por olvidos inesperados.
  • Confía en los que te rodean y no dejes de pedir ayuda si lo necesitas.
  • No te olvides de ti mismo: comer y dormir bien es fundamental.

En España, una de cada diez es familia monoparental, lo que supone casi dos millones de hogares en esta situación. Sea o no tu caso, organizarse es fundamental para no sentirte ahogado con las tareas diarias y que la casa no te lleve más tiempo de lo esperado. ¡No dejes que nada eche por tierra el equilibrio que tanto te cuesta encontrar! Un robo, un escape de agua, un cristal roto de un balonazo o un pequeño incendio en la cocina puede convertirse en un drama... o no. Nuestros seguros de hogar están pensados para que nada te quite el sueño. ¡Que ya tenemos suficientes motivos de preocupación!

Más artículos sobre:

También te puede interesar

Nuestros productos