• 4 min de lectura

¿No sabes dónde van algunos materiales reciclables? Sigue leyendo para asegurarte que sabes más que Greta Thunberg.

A veces pensamos que el reciclaje es una tomadura de pelo, “total, al final todo acaba en el mismo container de reciclaje” o “¿para qué esforzarse en tener como mínimo 3 basuras distintas en una cocina donde apenas me cabe la Thermomix?”.

¿Cuántas veces hemos escuchado comentarios similares? Parecen las excusas que dabas en el colegio cuando no habías hecho los deberes, así que, por aquí no.

Es hora de dejar de mirarnos a nosotros mismos y pensar un poco más en el entorno que nos rodea, y ¡sí!, una opción para ello es el reciclaje.

Reciclar o morir, esa es la cuestión

Ahora es cuando piensas “esto no va conmigo, si yo ya reciclo”. ¿Seguro? ¿Sabes en qué contenedor de reciclaje se tira el papel de aluminio, las servilletas sucias o los briks de leche? No, no son papel, pero sí materiales reciclables, así que sigue leyendo.

Los briks, aunque por fuera están hechos de cartón, por dentro están recubiertos de varias capas de aluminio y plástico así que deben ir al contenedor amarillo. De la misma forma que el papel de aluminio y el papel transparente, siempre y cuando estos no estén empapados de la grasilla que ha dejado el jamón o similares, que entonces, deben ir al contenedor gris. Lugar donde también van las servilletas o papeles sucios, los pañales, las cápsulas de café* y las bolsas de té.

*No, las cápsulas de café no se pueden reciclar en casa, que no os engañen más. Por mucho que los fabricantes pongan que es un producto para reciclar, la única forma de hacerlo es poniéndote en contacto con los propios fabricantes o bien llevarlas a un punto limpio.

Cuando vayas al punto limpio aprovecha el viaje y lleva los productos de higiene personal que necesites tirar: los cepillos de dientes, las maquinillas de afeitar, los bastoncillos, discos de algodón, toallitas húmedas y preservativos.

El Zero Waste como filosofía de compra o de vida

De filosofía seguro que has oído hablar, y no estamos aquí para razonar sobre la verdad. Estamos aquí para contarte que como no reserves ya el hotel para estas vacaciones te va a salir por un ojo de la cara, y que el Zero Waste consiste en generar menos basura, cosa que ayuda mucho al medioambiente.

Si compramos de forma responsable evitando productos con demasiado embalaje o muy contaminantes, ¡tendrás menos cosas que reciclar (y más espacio)!

Dudas sobre reciclaje que Greta Thunberg también tenía

Retrocedemos al inicio. ¿Cuál era una de las excusas más usadas? ¿Que todo acaba en el mismo lugar? Esta excusa tiene menos futuro que la Superliga.

Las empresas dedicadas al reciclaje realizan una recogida selectiva con distintos camiones teniendo en cuenta los contenedores de reciclaje y rutas para los distintos tipos de residuos. Así que ya ves, esta excusa no sirve.

Por lo que, por favor, dejémonos de cargar nuestro planeta con pequeñas acciones diarias para cuidarlo tanto como Dani Rovira cuida de sus tres perros.

Greta Thunberg te lo agradecerá, como también lo harán tus hijos y nosotros mismos. Ahora ya no tienes excusa.

También te puede interesar

Nuestros productos