• Sandra Solaguren-Beascoa | #impúlsate
  • 4 min de lectura

No hay que “fustigarse” por levantar el pie del acelerador y reducir la frecuencia e intensidad de los entrenamientos. ¡No pienses que has perdido todo lo ganado a lo largo del año por dejar de hacer ejercicio durante unos días/semanas! Continúa leyendo y te contamos cómo recuperar tu rutina de actividad física a la vuelta de las vacaciones.

Para la mayoría de la población las vacaciones son el momento más esperado del año. Son semanas en las que desconectas de tu rutina, no solo laboral, sino de Ejercicio Físico, modificando el plan de entrenamiento semanal que llevas cumpliendo durante todo el año. Y hablamos de “modificando”, porque lo importante en este periodo de “desconexión” es que aprendas a bajar el ritmo de tus entrenamientos, hagas un pequeño “stop” en el camino y dediques estos días/semanas a realizar otro tipo de actividades y/o deportes al aire libre, o incluso que descanses y te limites a mantener tu cuerpo en movimiento, aprovechando para caminar bajo el sol y gozando de la brisa del mar, por ejemplo.

Recuperar el ritmo de los entrenamientos

¿Puedo parar en vacaciones y retomar a la vuelta?

Entonces, ¿puedo retomar mi rutina de Ejercicio Físico sin perder todo lo ganado a lo largo del año entrenando? ¡Claro que puedes! Y debes.

No solo es importante entrenar tu cuerpo: tu mente es el otro pilar de la ecuación para conseguir que tus progresos se mantengan a largo plazo y no se produzca un “estancamiento” y para que la motivación siga a tope día tras día. Además, es necesario que aprendas a desmitificar la falsa creencia de que por dejar de entrenar unos días/semanas, todo el trabajo que has realizado a lo largo del año se va a echar a perder. Por ejemplo, en un estudio en el que comparan los efectos de un programa de entrenamiento continuo (24 semanas) vs. periódico (ciclos de 6 semanas de entrenamiento y 3 semanas de descanso) sobre el tamaño y función muscular, reveló mejoras similares entre los dos grupos, tanto en el área de sección transversal del músculo, como en los niveles de fuerza. Con ello se demuestra que los ciclos de desentrenamiento de 3 semanas, entre periodos de entrenamiento de 6 semanas, generan una hipertrofia muscular similar a la que ocurre con el entrenamiento de fuerza continuo al finalizar las 24 semanas (Ogasawara et al., 2013). Vaya, que se puede entrenar y descansar y nos funciona igual.

Aprovecha para “reparar” tu energía mental

Entonces, volvamos al principio: ¿puedo recuperar el ritmo de mis entrenamientos si he “parado” durante las vacaciones? Está claro, los periodos cortos de “desentrenamiento” no van a suponer una “pérdida” de tus resultados (a nivel físico) del trabajo realizado a lo largo de la temporada de entrenamientos, sino que éstos se van a mantener. Además, si en estos días/semana de “descanso” puedes reparar tu mente, desconectar y recargar tu energía mental, no solo mantendrás tus resultados, sino que sumarás puntos para poder comenzar la nueva temporada mucho más fuerte, activ@ y motivad@.

¡Disfruta de tus vacaciones! El equipo de expertas y expertos entrenadores de MAMIFit y los médicos de los seguros de salud de Tomamos impulso te ayudarán a que la vuelta a la rutina sea fácil, satisfactoria... ¡y activa!

Más sobre mí
Sandra Solaguren-Beascoa. Graduada en CAFyD (Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte). Especialista en salud, entrenamiento y mujer. Doctoranda en Biomedicina en la Universidad de Granada. Entrenadora e investigadora en MAMIfit.

También te puede interesar

Bienestar y salud

Sandra Solaguren-Beascoa
#impúlsate

Bienestar y salud

Sandra Solaguren-Beascoa
#impúlsate

Bienestar y salud

Sandra Solaguren-Beascoa
#impúlsate

Nuestros productos