• Sandra Solaguren-Beascoa | #impúlsate
  • 4 min de lectura

El momento de ser madre y dar a luz a una nueva vida puede ser la hazaña más increíble y asombrosa que una mujer experimente a lo largo de su vida. ¿Qué papel puede jugar la actividad física?

El embarazo: el mejor momento para cuidarse

Para llegar a la maternidad como definición "estado o circunstancia de la mujer que ha sido madre", la mujer ha tenido que experimentar un largo y fluctuante proceso en el que su cuerpo se ha ido transformando: el embarazo.

Durante la gestación la mujer experimente múltiples cambios, no solo a nivel anatómico y fisiológico, sino en la esfera psicológica y social. Visualmente, su cuerpo se transforma para poder albergar a un nuevo ser humano. Pero, además, todo su entorno más cercano (familia, pareja, trabajo, amistades...) se ve directamente implicado en el devenir de unos nueve meses mucho más fáciles y llevaderos

Poniendo el foco en la transformación más física o estructural de la mujer, es necesario señalar que la importancia de llevar a cabo un programa de entrenamiento individualizado y planificado por profesionales del ejercicio físico, resulta un pilar esencial para el mantenimiento y mejora del estado de salud física y mental de la gestante y del feto, no solo durante los 9 meses de gestación, sino en el momento del parto y en el periodo consecuente, post-parto o maternidad. Son varios los estudios que han evidenciado que, siempre y cuando no exista contraindicación médica absoluta, el embarazo puede ser el momento idóneo para comenzar a cuidar el cuerpo y la mente, ya que mejora notablemente los parámetros de salud materno-fetales. En concreto, se ha mostrado que, llevando a cabo un programa de entrenamiento, la mujer:

  • regulará la ganancia de peso graso
  • mejorará su capacidad funcional
  • reducirá y aliviará el dolor lumbar
  • minimizará la aparición de diabetes gestacional y preeclampsia (hipertensión gestacional)
  • y favorecerá su bienestar psicológico general, entre otros.
posar-te en forma

¿Y después del parto?

Además, múltiples estudios han revelado que las mujeres embarazadas físicamente activas tienen partos más cortos y mejoran su proceso de recuperación tras el parto, teniendo una mayor calidad de vida durante la maternidad (American College of Obstetricians and Gynecologist [ACOG], 2020). Tal y como se puede ver, es necesario que la mujer tenga la oportunidad de realizar ejercicio físico durante la gestación, pero también es importante que pueda mantener sus entrenamientos en la etapa de la maternidad, ya que, después del parto, su cuerpo necesita reorganizarse y recuperar su estado previo al momento de embarazo, o incluso mejorarlo.

Para ello, tanto durante como después de dar a luz, la mujer debe contar con los apoyos necesarios que le permitan cuidar tanto de su salud, como de la de su bebé. Esos apoyos sociales (pareja, familia, amigos...) van a ser elementos claves para poder garantizar el cuidado y calidad de vida de ambos, ya que la tendencia que se suele ver es la de una mujer que "se ha dejado" (sí, tristemente, es así) por asegurar que su bebé goce de los mejores cuidados, con el objetivo de reducir el riesgo de enfermedad y favorecer un mejor estado de salud, crecimiento y desarrollo.

En definitiva, además de la necesidad de contar con esos apoyos para poder tener el tiempo necesario para que el ejercicio físico forme parte de la rutina de la mujer durante el embarazo y la etapa de la maternidad, es preciso que ella misma sea consciente de la necesidad de cuidarse (a sí misma) para poder cuidar de su bebé lo mejor posible y, en consecuencia, poder cuidar de su entorno más cercano.

Entonces, volvamos al principio: ¿maternidad y deporte? Está claro, son términos necesariamente complementarios que servirán para asegurar el bienestar y calidad de vida presente y futura de la madre, del bebé y de todas las personas que les acompañan y apoyan durante esta increíble y fluctuante etapa de la vida. Para ello, contar con el apoyo de expertas y expertos entrenadores como los de MAMIFit o con los médicos del los seguros de salud de Tomamos impulso será una gran ayuda.

Más sobre mí
Sandra Solaguren-Beascoa. Graduada en CAFyD (Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte). Especialista en salud, entrenamiento y mujer. Doctoranda en Biomedicina en la Universidad de Granada. Entrenadora e investigadora en MAMIfit.

También te puede interesar

Bienestar y salud

Sandra Solaguren-Beascoa
#impúlsate

Bienestar y salud

Sandra Solaguren-Beascoa
#impúlsate

Nuestros productos