• 5 min de lectura

Tener buenos hábitos financieros no es difícil. Descubre cómo puedes controlar gastos, ahorrar en vacaciones y muchas cosas más que te harán vivir mejor.

Tanzania, Maldivas, Australia o la playa de enfrente de tu casa, el destino lo decides tú, nosotros solo te enseñamos cómo planificar tus gastos para poder presupuestar unas vacaciones de ensueño.

Ponte manos a la obra y deja de morir de envidia con las fotos del último itinerario de tu influencer favorito. No tenemos forma de que te regalen el viaje, pero, con un poco de organización, tu única preocupación será elegir

Presupuesto vacaciones de verano

Abre un Excel (o utiliza cualquier app) para planificar tus gastos habituales

Soñar es gratis, pero para hacerlo realidad algo vas a tener que pagar. Así que empecemos por saber cuánto dinero tienes disponible para ir de vacaciones. Básicamente, en este primer paso se trata de hacer una lista con las fuentes de ingreso (con las cantidades en cuestión) y restar todo aquello que día a día va vaciando tus bolsillos.

Sé sincero, el único engañado vas a ser tú mismo. Además, te recomendamos que este cómputo sea anual. Es decir, que tengas en cuenta las pagas extras o bonus que tanto te alegran los meses que los cobras, pero también los seguros, impuestos y otros gastos que se puedan dar de forma anual. Y, muy importante, acuérdate de dejar algo de colchón.

¿Cuánto queda? Venga, no te vengas abajo, que estamos aquí para conseguir hacer un presupuesto de vacaciones con el que organizar el viaje de tus sueños. Si tomaste buena nota de la regla 50-30-20, ya tendrás parte del trabajo adelantado.

Es el momento, elige destino

Ya hemos dicho que esta parte iba a ser la más complicada del proceso. Decidir dónde ir de vacaciones no es tarea sencilla. Lo sabemos. Medita mucho qué tipo de lugar te apetece conocer. ¿Eres más de montaña o de playa? ¿Prefieres hacer turismo en una bulliciosa ciudad tipo Tokio o mueres por estar modo lagarto durante jornadas enteras? Aquí poco podemos ayudarte, las opciones son tantas y tan variadas que cada uno tenemos nuestras preferencias. Eso sí, si vas acompañado te recomendamos que lleguéis a un punto medio capaz de satisfacer las necesidades de todos. No es lo mismo unas vacaciones con niños que en pareja o entre amigos.

Es el turno de planificar los gastos del viaje

Una vez tenemos el destino, no te vamos a engañar, llega la parte más tediosa del proceso. Presupuestar las vacaciones, partida por partida, y gasto por gasto. Pero no desesperes que te vamos a dejar algunos truquillos para llevar este paso lo mejor posible, además, la motivación de hacer realidad el viaje soñado seguro que también te ayuda.

  1. Anota todos los gastos previstos. Transporte, alojamiento, desplazamientos, comidas, bebidas, excursiones, salidas, entradas... Toooooooodo lo que de forma realista crees que vas a gastar durante esos días.
  2. Vuélvete algo loco comparando presupuestos. Es un incordio, pero siempre hay posibilidad de conseguir vacaciones más baratas con un poco de dedicación y trabajo de campo.
  3. Cuenta con una parte para imprevistos. Siempre puede surgir un taxi de más, una comida algo más cara o cualquier plan con el que no contabas.
  4. No olvides los seguros. Estar cubierto a la hora de viajar es un imprescindible para evitar grandes sustos que debes tener muy en cuenta en la tabla de gastos previa a organizar el viaje. Estos pueden variar dependiendo de las actividades y el destino: seguro de cancelación, seguro de coche, seguro de salud, seguros de accidente...

Cíñete al guion y todo irá bien

Si te has molestado en preparar un presupuesto con todas las partidas para planificar los gastos, no tires el trabajo por la borda. Siempre habrá cierto margen para las improvisaciones, de hecho, hemos contado con una parte especialmente dedicada a los imprevistos, pero intenta seguir el guion establecido todo lo posible, compensa entre partidas ajustando al máximo y recurre a esa parte de los imprevistos solo en caso de necesidad.

Nunca se sabe qué otros "imprevistos" te pueden estar esperando a la vuelta de la esquina. En todo caso, aguarda al final y si no lo has tenido que utilizar, lo podrás emplear para darte un homenaje de despedida. Aunque tampoco está mal la opción de volver con algo de capital ahorrado para otro futuro viaje (o lo que se tercie).

Las hadas madrinas existen, pero cuidado con las condiciones que te ponen

Para saber si puedes llevar a cabo el viaje deseado tendrás que cuadrar los números de los gastos habituales con los del periplo en cuestión. Ver de cuánto dinero dispones después de tener en cuenta los costes de toooooodo el año y cuanto necesitas para hacer realidad tu sueño.

Si todo cuadra, ¡enhorabuena! ¿Qué haces que todavía no estás rumbo al Amazonas, a los lagos canadienses o a las playas de Bora Bora?

Si todavía te falta un pequeño empujón para poder dar al botón de compra, presta atención. Estas son tus alternativas:

  1. Ponte las pilas y ahorra. Te hemos dicho que te vamos a ayudar a hacer realidad tu sueño, pero no cuánto tiempo iba a llevarte. Revisa bien la partida de gastos habituales y mira de dónde puedes recortar. Es posible que con que te aprietes el cinturón durante unos meses la hucha de las vacaciones suba bastante. Conoce nuestra Cuenta Próxima de TARGOBANK y empieza a ahorrar a la vez que gestionas el día a día.
  2. Busca la forma de tener algún ingreso extra. ¡No seas remolón y explora alternativas! Instructor de algún deporte que se te dé bien, monitor de tiempo libre, clases particulares o hacer tartas o arreglos florales. lo importante es dar un empujón a esos ahorros que se han quedado estancados.
  3. Financia el viaje. Un préstamo personal o la propia agencia de viajes pueden actuar como barita mágica para ayudarte a afrontar el gasto a plazos. Pero mucho ojo, revisa bien las condiciones de tu hada madrina e incorpora los gastos derivados al presupuesto inicial.

Cómo optimizar el presupuesto

Vacances amb canalla o sense, per Espanya o a l'estranger, urbanes o en plena natura. Independentment d'on vagis de vacances, els consells per aconseguir unes vacances barates, o tan barates com es pugui, són idèntics. Para atenció en les partides més importants per evitar el malbaratament!

  1. TRANSPORT. Compara preus tenint en compte els diferents mitjans de transport disponibles. Procura de viatjar entre setmana.
  2. ALLOTJAMENT. Cerca les millors opcions que tinguin una bona relació qualitat-preu amb temps, sinó ja estaran agafades. Si te'n vas pocs dies, defuig el cap de setmana i, si és possible, la temporada alta.
  3. ALIMENTACIÓ. Fes una cerca prèvia dels llocs on voldries anar a dinar o a sopar i reserva-hi. Si t'estàs en un apartament, hi pots fer uns quants àpats i, si ets en un hotel, sempre podràs organitzar un aperitiu bàsic que t'ajudi a controlar les despeses.

También te puede interesar

Nuestros productos